NUEVAS ENTRADA 👀👉

Como Aprender a Escribir una Novela Erótica o Romántica, Curso Gratis..

¿Cómo escribir una novela erótica?

¿Cómo escribir una novela erótica? ¿Cuáles son las claves y elementos esenciales para el género erótico?

 novela erotica


¿Cómo escribir una novela erótica? El género erótico tan en boga en estos momentos es uno de los más difíciles de llevar a cabo de manera redonda. ¿Por qué? Porque hay muchos límites, demasiadas barreras y es difícil empatizar con todas las formas de excitarse que tiene el género humano.

 A veces, la línea entre lo erótico y, no ya lo pornográfico, sino lo soez, desagradable u obsceno, puede ser muy frágil. De hecho, puede haber un tipo de novela que sea mal llamada erótica pero que esté más dentro de un género undergound, naturalista o, incluso, feista.

Para centrarnos, primero vamos a la definición del término: como novela debe ser una narración; con unos personajes y una estructura justificada. Es decir, una obra narrativa con las mismas reglas que el resto y, por otro lado, debe erotizar a quién la lea. Excitar su imaginación y darle un toque picante a esa aventura que le estamos contando.

A partir de aquí, una buena novela erótica es en definitiva una buena novela. Que tenga escenas eróticas no significa que no haya que trabajar los personajes o los hechos que se cuenten. Es necesario trabajarlos incluso más, puesto que las novelas eróticas suelen ser atacadas por una serie de prejuicios que pueden inducir al lector a abandonarlas, tras el primer calentón, claro.

¿Cómo escribir una novela erótica?: Trama impecable


Si la pregunta es ¿Cómo escribir una novela erótica? es una cosa pero si lo que quieres es una buena novela la trama debe ser impecable, pero sobre todo, los personajes han de ser redondos.

 Debemos trabajar en ellos seriamente al pensar cómo escribir una novela erótica para que  los lectores empaticen con ellos de inmediato, se preocupe por lo que les pueda suceder y pueda vivir con ellos todo lo que se presente a continuación. 

Así nos aseguramos, primero, que seguirán la novela con interés; y después, que vivirán casi en primera persona todas las escenas de alto voltaje que preparemos para ellos.

Resumiendo, todas aquellas novelas eróticas que sólo sean una sucesión de actos sexuales de toda condición con poco más, acabarán en un territorio de nadie, que nunca se llamará creación literaria.

 Algunas, ni siquiera podrán ser pornografía, por ejemplo, puesto que se pueden hacer novelas pornográficas con una buena trama.

 En realidad es más importante que la novela esté bien construida en su verosimilitud y coherencia interna que esa preocupación que tienen muchos por ir con lupa a calificar las determinadas escenas que se recrean. Quién dice qué es erótico o qué es pornográfico; quién delimita esa línea…

Así que, pornográfica o erótica, vuestra novela debe ser una novela en la que hay que cuidar también cómo se recrean los diferentes encuentros. Situaciones que resulten verosímiles dentro de la trama que se cree para ellas. Crear escenarios sugestivos y que resulten apetecibles.

 Es comúnmente conocido que es mejor insinuar que explicar claramente, eso siempre. Aunque también hay que saber cuándo dejar desnudo al personaje. El lector debe dejarse llevar por su imaginación y, en este caso, es importante que pueda confeccionar determinadas escenas muy definidas en su cabeza. Dejarlo con ganas de más, pero no de más sexo, únicamente, que también, sino más de esos personajes.

¿Cómo escribir una novela erótica? Tono y temática

Por otro lado, el tono también es importante, de él dependerá que la historia sea más o menos verosímil y que el lector armonice con lo que se le cuenta. Respecto a la trama, cualquiera vale.

 Es decir, cualquier historia puede derivarse en una novela erótica, simplemente es ir un paso más allá en la intimidad sexual de los personajes; así que su bondad dependerá de lo buena que sea la idea inicial y de la pericia del escritor de llevarla a buen término.

En realidad, una novela erótica cuenta historias, sentimientos, sucesos, investigaciones, aventuras, relaciones… Puede tener miles de temáticas: amor, traición, muerte, dolor, violencia.

 No tiene porqué ser siempre una mujer la protagonista, no tiene por qué ser siempre una mujer guapa, no tiene por qué ser siempre algo sofisticado y, por supuesto, no tienen por qué ser siempre algo increíble. De hecho, las mejores son las más creíbles.

Salir de las fronteras que marca la moda imperante es la mejor aventura para este tipo de género. Un género más que vapuleado.

 Poco cuidado y desgraciado en muchos aspectos por la inclusión en él de obras trifásicas llenas de lugares comunes, denigrantes para las mujeres, machistas, con violencia de género incluida y para colmo con una trama penosa.

 Vamos, en muchos casos, y en uno en concreto, la trilogía en cuestión es un manual de todo lo que no se tiene que hacer para escribir una novela erótica. Y va y resulta que vende. Pero… 

¿alguien en la sala dispone de millones de euros para hacer funcionar un juguete que por sí sólo no se vendería ni como mono de feria? Creo que he oído un no algo y claro. Pues entonces, la mejor garantía es hacer una buena novela. La única que siempre te hará sentir orgullo por tu creación. Cómo escribir una novela erótica: hay que hacerlo bien.

¿Cómo escribir una novela erótica?: La referencia: los clásicos del género

En el proceso de decidir cómo escribir una novela erótica buscad vuestro camino dentro de las bondades del género, que hay muchas, de hecho. Desde la antigüedad se vienen relatando los encuentros sexuales de los seres humanos… y no tan humanos, todo hay que decirlo.

 Hay toda una rica y larga tradición al respecto, en la que todo autor o autora del género deberá beber. Sin conocer los pilares del género y sólo por las referencias actuales, sus novelas resultarán tediosas, puesto que si se deja llevar por modas, no obtendrá mucho más que panfletos repletos de frases hechas y coitos “interruptus”.




De hecho, grandes escritores en su trayectoria tienen joyas eróticas, es el caso de Jame Joyce, el autor del Ulises moderno que revolucionó la literatura y que aún influye en miles y miles de escritores.

 En 2012, por fin sus descendientes dejaron que se publicasen sus Cartas eróticas, fruto de la correspondencia que mantenía el célebre escritor con su mujer. Otro ejemplo es Oscar Wilde y su obra Teleny, de trama abiertamente gay y muy bien escrita, como no podía ser de otra manera.

 También podemos buscar entre la obra de Mario Vargas Llosa, encontraremos Elogio de la madrastra o en la de Georges Bataille, de entre sus libros de esta temática destaca su Historia del ojo; y un largo etcétera de buenas obras entre las que documentarse para iniciar o continuar en este camino, a veces, pedregoso.

A la pregunta Cómo escribir una novela erótica, la respuesta es: Fuera límites


No limitéis vuestra mente, olvidaos de los prejuicios, en todos los sentidos, no sólo en el sexual. No hagáis demasiado caso a las modas, los hombres y las mujeres nos solemos excitar casi con cualquier cosa siempre que esté bien contada; un beso apasionado puede ser más erótico  que una orgía, todo depende de la perspectiva y de la elección del vocabulario.

 Otro punto a cuidar hasta el extremo, si en una novela de otro género, muchas veces, la clave está en las palabras que se utilizan y en la química que se produce de su unión; en una novela erótica este elemento es primordial.

“Su dedo subió imperceptiblemente por su pierna; la sensación fue eléctrica; su predisposición fulminó sus límites. Sentir ese poder hizo que su boca fuera capaz de todo”.

¿Quién es capaz de recrear esta historia? ¿Quién es él o la protagonista? ¿Qué esta sucediendo? ¿De dónde vienen esos límites? ¿Por qué el roce de un dedo es capaz de hacer sentir a alguien esas sensaciones?…

Haceos siempre miles de preguntas, en sus respuestas está la clave de cualquier novela, también de las eróticas. Haceos estas preguntas al pensar Cómo escribir una novela erótica.


todos gratis por tube ayuda
 descargar gratis


No hay comentarios